Analizar el Mercado: Una estrategia eficaz para conocer a la competencia

Uno de los primeros problemas a los que se enfrentan las empresas, sin importar su rubro, es la competitividad que existe en el mercado, principalmente porque las compañías que existen brindar productos o servicios ya existentes, por lo que, por obvias razones, muchas marcas logran destacar en el mercado para que el público consuma aquello que ofrece.

Al momento de pensar en abrir un negocio, las personas deben de entender el concepto de lo que es la competencia, especialmente porque los primerizos en negocios creen que todas las compañías que van dirigidas al mismo rubro son su competencia, cosa que es completamente errónea. Si lo que se desea es conocer quiénes son los rivales verdaderos, es importante que se realice un análisis de mercado; con los resultados obtenidos de la investigación, se podrán crear estrategias para posicionarse y destacar en la industria en donde se desarrollan.

¿Por qué es esencial realizar un análisis de competencia?

La respuesta es simple, para ganar más mercado y conseguir más clientes. Si el negocio puede determinar qué empresa es su competencia principal, podrá desarrollar técnicas y métodos que le permitan posicionarse en la mente del público y el mercado. El negocio debe de efectuar el análisis de mercado y competencia para que de esta forma se pueda tener conocimiento acerca de lo que ofrece la competencia y saber qué estrategias emplean para poder llegar al público objetivo, debe saber lo que ofrece la competencia para poder llegar al cliente potencial y determinar las diferencias que existen entre la empresa y los rivales.

¿Cómo puede una empresa definir su competencia?

Primeramente, la competencia de cualquier empresa será aquella que el público objetivo considera como una opción fuerte. Por lo que no necesariamente serán aquellas compañías que brindan exactamente los mismos servicios o productos, sino aquella que cumple con todos los requerimientos para satisfacer las necesidades del público meta. Por otro lado, si otra marca ofrece lo que está buscando, pero a un precio más bajo, la gente a menudo elegirá esta opción. Por eso, a menudo tienen que buscar estrategias que ayuden a la gente a sentirse más atraída por lo que el negocio brinda.

Dos de los grupos más comunes en la competencia son aquellos que brindan un diferenciador, pero son similares y los que se especializan en proporcionar un gancho atractivo.

Competencia con elementos similares

Este tipo de competencia es aquella que a pesar de ofrecer los mismos productos o servicios cuentan con un diferenciador, por ejemplo, que implementa el uso de Nextup. A pesar de que existan similitudes, en este tipo de rivales es necesario determinar la razón por la cual las personas prefieren elegirlo. 

Competencia que ofrece elementos atractivos

Uno de los puntos que más le llama la atención al público es la atracción, es por ello que muchas empresas se esmeran en ofrecer a las personas algo más que sólo el producto o servicio.

Por lo tanto, no todas las empresas son competidores, sino las que se parecen entre sí y las que ofrecen algo más atractivo. La marca debe concentrarse en estos dos competidores para destacar en el mercado. Las otras empresas que no entran en estas dos categorías no son competencia directa, pero sí deben de tomarse en cuenta. Es por ello que el análisis de mercado es una excelente oportunidad para conocer a la competencia.